Trasplante de cabello

El trasplante de cabello es un procedimiento de cirugía menor del campo de la estética capilar que combina arte y técnica.

Con el fin de conseguir un resultado de aspecto natural, es imprescindible encontrar un cirujano que este instruido tanto en la precisión y la creatividad del trasplante de cabello. Por lo que antes de someterse a un trasplante de cabello, se tiene que hacer una investigación exhaustiva del cirujano que realizara el procedimiento.

El arte del trasplante de cabello

Trasplante de cabello, arte y técnica

El cabello de cada persona es diferente en la textura, el color y la densidad; esto significa que se requiere una exactitud de colocación del cabello trasplantado para lograr unos resultados realistas. Por otra parte, el cabello crece en diferentes ángulos y de forma (ondulado, rizado o recto). También la consistencia del cabello varía según la zona del cuero cabelludo.

Esto significa que el cirujano debe hacer incisiones precisas en ángulos apropiados y elegir las unidades foliculares adecuadas de la zona donante para colocar cada unidad folicular en la zona receptora y garantizar que el cabello crezca en la densidad y en la dirección correcta de forma natural.

La técnica del trasplante de cabello

Trasplante de cabello, arte y técnica

Unos resultados naturales también depende del método del trasplante capilar adecuado para las necesidades de cada paciente. Hasta hace poco, el trasplante de cabello se realizaba retirando grandes tiras de cabello de la parte posterior de la cabeza para ser colocadas en filas rectas en las partes alopécicas de la cabeza. Este método no producía un aspecto natural porque el cabello trasplantado no crecía en hileras perfectas. Hoy en día se puede lograr un aspecto natural utilizando en el trasplante de cabello las técnicas FUE (Extracción Individual de Unidades Foliculares) o FUSS (Técnica de la Tira). En estos métodos, solo se utilizan las unidades foliculares individuales (el cabello crece en unidades foliculares en el que dos o tres pelos comparten una única glándula.), que son extraídas una a una directamente o de una tira de cabello que ha sido retirada de la zona donante del cuero cabelludo. Estas unidades se colocan en incisiones de un milímetro de largo en la zona receptora (zona alopécica). Una vez que son insertadas, el cabello crecerá como lo hace de forma natural dentro de sus unidades foliculares.

Problemas del trasplante de cabello

Aunque estas técnicas producen los mejores resultados en el crecimiento natural del cabello, también pueden surgir problemas. Estos problemas ocurren si las unidades foliculares no son implantadas en los ángulos adecuados o si las unidades foliculares extraídas no son las suficientes para cubrir la zona alopécica del cuero cabelludo. Por otra parte, aunque la técnica FUSS es la cirugía menos costosa y más rápida del trasplante de cabello, la cicatriz que deja este método pueden ocasionar un problema. En la mayoría de las personas esta cicatriz es tapada cuando el cabello crece sobre ella, pero para los pacientes con cabello oscuro y piel pálida o el cabello es muy fino se incrementa la probabilidad de una cicatriz visible. Por otro lado, la técnica FUE es un proceso muy largo y caro, ya que cada unidad folicular se extrae de una en una del cuero cabelludo; por lo que se necesita más de una intervención (cada intervención se tiene que realizar en un espacio de tiempo de un mes y medio) para conseguir el resultado deseado del trasplante de cabello

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por nuestro director médico.